¿Quiénes somos?

En Casa Sativa tenemos como objetivo difundir las cualidades del cáñamo tanto medicinales, alimentarias, industriales y las múltiples cualidades que esta planta posee

También ser un punto de encuentro y difusión de la cultura cannabica para la comunidad de la quinta región y el país

Con exhibición permanente de la historia del cáñamo te invitamos al primer Hostal Cannabis Friendly del País donde encontraras artículos de tabaquería, cultivo y la deliciosa alimentación saludable de nuestro coffe shop .

«Casa Sativa es un espacio pensado para ti»

Historia del cáñamo en Chile

Repasemos un poco de historia: El cáñamo es un tipo de fibra muy versátil que proviene de Asia. Este cultivo llega con los españoles durante la conquista, la trajeron ya que con ella podían producir su propia fibra en el nuevo mundo. El primer español en traerlo a Chile es Diego de Almagro, pero se comienza a cultivar con el asentamiento de Pedro de Valdivia en 1541, junto a la introducción de semillas y frutos europeos en el nuevo territorio.  Por lo general los cultivos de cáñamo se encontraron en la zona del Valle Central, especialmente en la zona de Aconcagua, siendo su clima muy apto y similar al de su proveniencia.
Chile fue uno de los lugares donde mejor se desarrolló el cáñamo de la corona española, abasteciendo tanto a la península como al resto de las colonias americanas. Se cultivó durante toda la época colonial chilena, aunque hubo momentos en que disminuyó su producción durante el siglo XVIII, por lo que se toman medidas; el rey de España daba terrenos vacíos con la condición de que se sembrara cáñamo y lino. Estas medidas por parte de la Corona española fue el primer incentivo para mantener los cultivos del cáñamo en chile.
Esto generó una nueva valorización del cultivo del cáñamo, debido a su buena calidad, tanto por el Imperio Español como para el resto del mundo, pero recordar que aún sigue siendo muy fuerte el negocio del cáñamo en Oriente y su exportación a Inglaterra. Otra Real Ordena fue en período de gobierno de Ambrosio O´Higgins, en que se solicita el incentivo de generar más zonas de cultivo de cáñamo y que quien hiciera caso a este mandato quedaría libre de pago de impuestos aduaneros. Se convierte así al cáñamo en uno de los productos principales de exportación.
Gracias a todos estos incentivos, la calidad del cáñamo durante el siglo XIX en Chile fue uno de los mejores del mundo, llegando a superar incluso al inglés (esto significa mucho ya que ellos tenían las colonias en Asia, por lo tanto llevaban más tiempo cultivándolo).